Taxco

Este pueblo mágico con tintes coloniales, paredes blancas y tejados rojos es considerado como la capital de la plata mexicana, situado en la zona norte del Estado de Guerrero perteneciente a la República Mexicana. Es un poblado cuya singular geografía le otorga un aspecto interesante y místico que da la impresión a quienes lo visitan, de haber retrocedido en el tiempo pues su arquitectura recuerda a esas ciudades características del esplendor de la colonia.

Fue en el año de 1528 cuando se establece “Tetelcingo” primer campamento minero que junto con los de “Cantarranas” y “Tenango” llegaron a formar hacia 1570 el “Real de Minas de Taxco” primer región mineral de Latinoamérica. La explotación de sus ricas vetas de plata y otros minerales lo convirtieron en uno de los centros mineros más importantes de la Nueva España. De aquellos tres campamentos sólo el de Tetelcingo logró transformarse hasta el siglo XVIII en una singular población: el Taxco actual.